Ni de aquí, ni de allí, ni de ninguna parte…

Cada vez le costaba más aceptar algunas cosas. Se volvió algo radical. A la televisión. Al postureo. Al discurso político de siempre. Al nuevo concepto de inteligencia y la guerra de cerebritos con lecciones aprendidas de memorieta en aulas carentes de empatía, educación emocional y supervivencia en sus contenidos didácticos.
A las ansias de competitividad por engordar la carpeta de títulos “inútiles” en manos de gente con muchos apuntes y poco experiencia…

La moda de las vacaciones solidarias

(…) Aparentemente tu comportamiento es inofensivo, pero cuando te vas de vuelta a casa los de allí sufren (sufrimos) la influencia de estos campos de trabajo y vacaciones solidarias, y también los extranjeros que pasan por allí después. Toca recoger lo que se ha sembrado, para bien o para mal, y si bien también hay cosas positivas, el impacto de lo negativo no tarda en dejarse ver y predominar. (…)

Mujeres de hierro

Con motivo de la celebración del día de la mujer trabajadora, me quedé unos días reflexionando y asimilando lo lejos que estamos todavía de lograr la igualdad entre hombres y mujeres, porque son pesadas las cadenas que enlentecen nuestros pasos: Analicé la hipocresía política que hay detrás de muchas de las celebraciones que suceden este…